Visitas Virtuales, mejorando la experiencia del usuario

Visitas virtuales para mejorar la experiencia de usuario

Por: Sandra Esteban, copywriter y guía turística & Marta Soto ~ La Copy Turística

Cuando hablamos de visitas virtuales se nos pueden venir dos tipos a la cabeza:

  • Las visitas turísticas virtuales, que han vivido su auge con esto de la pandemia.
  • Las visitas virtuales 360º de establecimientos y destinos turísticos que ya tienen cierto recorrido.

Ambas opciones, cada una en su terreno, lo que buscan es mejorar eso que llamamos la experiencia del usuario

Es decir, romper las barreras convencionales a la hora de visitar un lugar o comercializar un servicio turístico haciendo uso de las nuevas tecnologías.

Como hay mucho que contar, este artículo está escrito a 4 manos: las de Sandra Esteban, copywriter y guía turística y servidora, Marta.

Sin más dilación, te dejo con ella:

Visitas guiadas virtuales, por Sandra

Con la llegada de la pandemia nuestro modo de relacionarnos tuvo que cambiar, trasladando la comunicación casi al 100% a los medios online.

Esto, unido a las restricciones para viajar, ha puesto en auge el modelo de las visitas guiadas virtuales.

En ellas, un guía retransmite un tour en un destino turístico a través de su teléfono móvil u otro dispositivo de video. De esta forma, personas desde cualquier parte del mundo pueden disfrutar de esta visita guiada.

Para el sector de los guías turísticos, que ha sido uno de los más afectados por la crisis sanitaria, este tipo de visitas son un soplo de aire fresco.

Por un lado, por la posibilidad de generar ingresos (algunas son gratuitas, pero muchas otras son de pago).

Y por otro, porque son grandes plataformas de promoción. Al tener la oportunidad de hacer un tour para cualquier parte del mundo, los guías ganan mucha visibilidad y pueden conseguir nuevos clientes o colaboraciones.

Si pensamos en el usuario que está al otro lado de la pantalla, estas visitas guiadas virtuales son muy buena opción principalmente para dos tipos de clientes:

  • Los que no pueden viajar, o aún no se atreven.
  • Los que tienen pensado viajar a ese destino, pero quieren tener una idea previa de cómo es.

Dentro de las visitas guiadas virtuales encontramos dos tipos:

Guía grabando un tour virtual

Visitas en directo

Las visitas virtuales que se retransmiten en directo requieren de ciertos medios técnicos para ofrecer una óptima experiencia al usuario. Una buena conexión a internet, un estabilizador de video y una plataforma desde donde retransmitir serían los tres pilares fundamentales.

Este tipo de visitas ofrecen una gran ventaja: la posibilidad del viajero de interactuar con el guía. Así, puede hacerle preguntas durante el recorrido, como si estuviese caminando con él.

Ya hay unas cuantas empresas y guías turísticos que se han apuntado a este formato.

Por ejemplo, la plataforma Miravilius ofrece este tipo de visitas en directo en ciudades de todo el mundo, tanto en español como en italiano.

Visitas grabadas

El contenido de viajes disponible en internet es muy amplio. Pero ahora no hablamos de tours emitidos en directo, sino de visitas guiadas grabadas y editadas posteriormente.

Youtube se convierte en la plataforma ideal para publicar estas visitas. Y aunque no sean visitas guiadas al uso, allí también los blogueros de viaje comparten partes de su recorrido en los destinos que visitan. Te dejo dos ejemplos:

Estas no permiten la interacción con el usuario en el momento, pero el guía (o quien haya creado el video) puede contestar a las dudas por un chat, una vez que el tour se haya publicado.

Con este formato y gracias a la edición, se pueden eliminar partes del recorrido que sean menos necesarias o resolver algún contratiempo que pueda surgir durante el tour.

Esto no es posible con las visitas en directo, pero sin embargo aquellas ofrecen más naturalidad. 

De hecho, a muchos usuarios puede llamarles la atención asistir a un tour exactamente igual que si lo hicieran en vivo.

De una manera u otra, muchas personas ya viajan desde casa gracias a las visitas guiadas virtuales.

Visitas virtuales de establecimientos, por Marta

Las visitas o tours virtuales son una herramienta TIC muy potente.

Y es así porque nos permite algo tan mágico como transportar a los clientes a nuestras instalaciones sin necesidad de moverse del lugar.

¿Imaginas lo que puedes conseguir con eso?

Pues así, de primeras, marcas una gran y notable diferencia con tu competencia. 

Porque a estas alturas, aunque los tours virtuales por hoteles o enclaves turísticos llevan tiempo realizándose, son aún muy pocas las empresas que han hecho una apuesta firme.

Pero hay otra serie de ventajas muy interesantes sobre las visitas virtuales que quiero contarte

La principal, si me lo permites, es que los tours virtuales te aportan valor a tu servicio y, como decíamos arriba, mejorar la experiencia del turista.

Los usuarios están ya más que acostumbrados a pasearse por webs y OTAs en busca de un hotel (por ejemplo) y revisar decenas de fotografías con las que se hacen una idea aproximada de cómo es el lugar.

Pero, al ofrecerle un tour guiado, das un paso más allá que te ayuda a:

  • Generar confianza, porque le muestras las instalaciones al completo, sin puntos ciegos y/o trucos de cámara.
  • Aumentar la expectación y la ilusión viajera.
Tours virtuales para destinos y enclaves turísticos
Fuente: Material Audiovisual de Turismo y Deporte de Andalucía

Además, puedes incluir información extra para ofrecer una visión más completa

Como, por ejemplo:

  • Planos y mapas de localización del establecimiento o alrededores.
  • Fotos estáticas donde se muestren detalles.
  • Vídeos cortos que amplíen información sobre algún aspecto.
  • Textos con contenido de interés.
  • Audioguías.
  • Música.

Mira, aquí puedes ver el tour virtual de Andalucía Lab

De acuerdo, en este caso una imagen vale más que mil palabras. ¿O no?

El microcopywriting: guía a tu cliente a través del tour virtual

Sí, porque esta microherramienta del marketing digital te permite dar al usuario instrucciones claras sobre las acciones que debe tomar.

Todo ello a través de pequeños textos muy claros y sencillos, de ahí lo de micro.

Te pongo unos ejemplos para las visitas virtuales:

  • Indicar al usuario dónde debe hacer clic para comenzar la visita.
  • Cómo puede disfrutar de un contenido extra (planos, fotos, vídeos, etc.).
  • Tras la visita, indicarle el lugar donde puede hacer su reserva o resolver dudas.
  • Acompañar al visitante durante todo el tour para despejar las dudas que le vayan surgiendo.

Si te das cuenta, el microcopy tiene mucho que ver en la experiencia del usuario.

Y eso tiene mucha importancia cuando hablamos de mejorar tus conversiones (es decir, generar ventas) e incluso del posicionamiento en los buscadores.

Turistas en una visita virtual

Cuanto más tiempo pase el usuario de tour virtual en nuestra web, más contento tenemos a Google.

Otra gran ventaja es que le da coherencia y fuerza a tu marca, siempre y cuando mantengas las bases de tu identidad verbal también en estos pequeños mensajes.

Ya lo has visto: las visitas virtuales siguen siendo una pieza que encaja muy bien en la estrategia de comercialización, tanto si eres un establecimiento como un destino.

Innovación en turismo significa sumar y diferenciarse. Puedes inscribirte en los Talleres de Andalucía Lab, solicitar tu Consultoría personalizada on line y Demostraciones tecnológicas para tu negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *