5 cosas que hemos aprendido de innovación y turismo

Suscríbete a nuestra Newsletter

cinco-ideas-turismo-innovacion
 

Con el mes de junio damos comienzo al verano, celebrando su llegada oficial al calendario con la noche de San Juan. Pero cuando hablamos de turismo, este tiempo es mucho más que una estación. Y es que inauguramos con su comienzo el punto de mayor actividad turística y profesional para muchas empresas.

Es por tanto esta fecha la que tomamos como referencia para hacer balance de todo lo aprendido y emprendido durante el primer semestre.

Un semestre muy intenso, con 63 actividades de formación y más de 1.700 profesionales que nos han acompañado en las distintas acciones; PreLabtalleres, Desayunos Tecnológicos y Miércoles Lab. Y de forma más personalizada en las Consultorías y Días de Aceleración.

Muchos de nuestros usuarios nos agradecen lo aprendido, pero para nosotros la formación es comunicación y por tanto intercambio de conocimiento.

Vosotros también nos enseñáis y nos dais lecciones magistrales con vuestro trabajo, ilusión y motivación.

Es por ello, que este cierre de curso -no tanto escolar como en innovación y turismo- hemos querido dedicaros este post y reflexionar sobre cinco cosas que hemos aprendido sobre innovación en turismo de vuestra mano:

Innovación es, ante todo, investigación y constancia. Seguir tendencias en muchas ocasiones es garantía de competitividad, pero nos habéis enseñado que es mucho más. Se trata de investigación, constancia y sobre todo trabajo. Las grandes ideas para transformarse van acompañadas de muchas horas de trabajo.

El turismo son emociones y experiencias. Una estrategia digital centrada en aspectos exclusivamente técnicos no es efectiva si da la espalda a la calidad experiencial: Innovación sí, pero con emoción.

Nunca es tarde para empezar a cambiar la forma de hacer las cosas en un negocio turístico.  Un gran porcentaje de nuestros usuarios superan los veinte años de experiencias y nos cuentan que “antes las cosas no se hacían así, el mercado ha cambiado mucho y tenemos que adaptarnos”. Dicho y hecho, lo hacen y nos dan una gran lección de cómo llega el momento de reconvertirse.

Y tampoco es demasiado pronto; nos encanta contar con colaboradores tan jóvenes que tienen mucho que decir.

La innovación debe ir de la mano de la accesibilidad. A veces cuando pensamos en soluciones tecnológicas éstas nos resultan complejas y que van a demandar un gran esfuerzo en formación. Las tecnologías han de ser accesibles para acercarnos más a las necesidades del cliente. En definitiva, a hacer las cosas más fáciles sobre todo a las personas que encuentran barreras tanto físicas como de cualquier índole para disfrutar de su tiempo de ocio.

Mejor con buenos compañeros de viaje. Es algo que cada día se escucha más en cualquier foro, cooperación y no competición. Es por ello que en nuestro espacio de coworking de Andalucía Lab cada día encontramos más empresas que unen esfuerzos y comparten conocimiento.

Os esperamos a la vuelta del verano para seguir aprendiendo.

Innovación en turismo significa sumar y diferenciarse. ¿Te unes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.