Turismo Social, Turismo Sostenible

Suscríbete a nuestra Newsletter
Por José Javier Avilés Vicente – Profesional del Turismo

Ver el perfil de José Javier Avilés Vicente en LinkedInVer el perfil de José Javier Avilés Vicente

Como colaborador de Andalucía Lab y siendo éste mi primer post de aportación, me gustaría empezar con una pequeña reflexión personal sobre los motivos que me llevaron a hacer del turismo mi profesión y mi gran pasión.

Nací en el seno de una colectividad basada en la interacción; me educaron afín con la vida en sociedad y me hicieron comprender cuánto podemos influir tanto positiva como negativamente, en las personas que, en diferentes momentos, forman parte de nuestras vidas. Decidí que el turismo no solo iba a ocupar mi tiempo de ocio, sino que quería dedicarme profesionalmente a ello. Al experimentar la satisfacción que produce un período vacacional de calidad, fue cuando comprendí la importante aportación de la industria turística a la sociedad. Mi experiencia profesional supera escasamente el año que, unido a los 4 años de formación universitaria, han servido para despertar en mí un intenso interés por aprender y crecer en este sector.

El turismo nació como respuesta a necesidades de carácter social, necesidad de viajar, de conocer, de experimentar, de interactuar.

A lo largo de la historia, ha evolucionado adoptando nuevas definiciones y conceptos hasta la noción que hoy tenemos de turismo.

El Plan Nacional e Integral  de Turismo 2012-20152 afirma que “somos el primer destino del mundo en turismo vacacional, el segundo país por gasto turístico y el cuarto por el número de turistas. La industria turística supone más de un 10% del PIB y crea un 11% del empleo” y añade que el turismo “se comporta con gran dinamismo incluso en tiempos de crisis y que cuenta con una gran capacidad de arrastre de otros sectores productivos”.

 Por otra parte, el Instituto Nacional de Estadística, mediante la encuesta de población activa (EPA), sitúa la cantidad de parados cerca de los 6 millones, un 26% de la población en edad de trabajar. Parte de ellos conforman los 1.8 millones de hogares en los que todos los miembros activos están en situación de desempleo.

esquema-intercambio-programa-calypso

Fuente: Programa Europeo Calypso

Por tanto, creo que el turismo -nacido de la necesidad de las personas y entre sus múltiples aplicaciones- puede ser adaptado para luchar contra la tasa de paro, dado que es uno de los pocos sectores que ha mostrado resistencia a las adversidades económicas actuales.

 Para ello, creo necesaria una gestión integral del turismo basada en unos objetivos principales:

 – Potenciar e incentivar la adaptabilidad y modernización de la oferta existente, además de realizar un estudio de los puestos de trabajo que han sido eliminados en los últimos años.

 – Siguiendo el ejemplo del Programa Europeo Calipso, estimular el turismo entre la población, potenciando la demanda en épocas de baja ocupación.

 – Recuperar el mayor número de puestos de trabajo, fomentar la creación de rentas y luchar contra la tasa de desempleo.

 ¿Cómo la iniciativa “Turismo Social, Turismo Sostenible” puede ayudar a los empresarios, a los trabajadores, al turismo y puede impulsar la economía?

 Basándome en un ámbito de actuación municipal, la clave estaría en la cooperación entre Pymes. El objetivo principal es aumentar el turismo en épocas de baja ocupación o durante toda la temporada si fuese necesario, para así activar o potenciar la economía local.

 Para ello existen tres factores determinantes sobre los que incidir:

 – Por un lado, el empresario debe adaptar y aceptar los procedimientos, estándares de calidad y auditorías que garanticen la viabilidad del proyecto y conviertan a la red de cooperación en un producto turístico integrado.

 – Por otro lado, mediante el Programa Europeo Calipso u otras iniciativas orientadas a diversos segmentos, generar flujo de turistas hacia el municipio.

 – Por último, cuando los puntos anteriores estén asentados, generar puestos de empleo de calidad a la par que aumente la demanda.

 Es muy importante aceptar que la finalidad de esta iniciativa no es la obtención de beneficios, sino apoyar a la oferta, incidir sobre la demanda y generar puestos de trabajo, bajo las premisas de un reparto equitativo de las riquezas generadas y de la sostenibilidad a largo plazo.

 Innovación en Turismo significa sumar y diferenciarse. ¿Te unes?


 

 

 

 

 

 

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.