Eco-deco, un establecimiento con personalidad

Suscríbete a nuestra Newsletter

hotel-rural-decoracion-eco

Por María Jesús Perea Medina ( @REDPLAN_ ) – Red Plan Consultores

¿Natural o artificial? ¿Económico o no económico? Estos son dos aspectos fundamentales  que los empresarios deben tener en cuenta a la hora de planificar cómo quieren que sean sus establecimientos, en este caso, los hoteles rurales.

Actualmente, vivimos en una sociedad de cambio, donde se está creando un nuevo concepto de decoración a través de la utilización de los medios que la propia naturaleza nos está ofreciendo

¿Has pensado que tus clientes podrían sentirse envueltos en un ambiente natural, teñido de una belleza propia con cualquier elemento que despierte sus sentidos? Traslada a tu hotel lo mejor de la naturaleza.

Cada vez más, lo natural y ecológico ganan terreno en la mente del turista. Un cliente exigente que busca hoteles donde escapar de la aglomeración de la ciudad, de las luces o ruidos, en definitiva, de lo artificial. Actualmente, los hoteles rurales son una alternativa para estas personas, hoteles con encanto en lugares idílicos, pero ¿y su interior? Bien es cierto que el entorno es un factor vital a la hora de decidir por un alojamiento u otro, pero ¿qué ocurre con las imágenes del interior?

El cliente reclama una decoración acorde con sus necesidades, y en estos casos, es preciso trasladar en la mayor medida, el exterior al interior. Para ello, balcones o grandes ventanales son el “mejor cuadro”, pero con ello no basta. El uso de madera, tierra, plantas, colores cálidos o la distribución de la habitación son aspectos clave. Apostar por la decoración ecológica es una elección acertada.

Todos hemos hecho nuestros “pinitos” como decoradores, pero… eso quedó atrás. Es momento de ponerse en manos de profesionales para exprimir al máximo el potencial de tu hotel y los recursos que lo rodean.

Madera. ¿Renovación de puertas? Vamos a utilizarlas. Con sólo elegir el material perfecto (tela, acolchado, piel o simplemente un barnizado) acorde con la estancia, tendrás un cabecero totalmente nuevo, reciclado, ecológico y darás un nuevo enfoque a su habitación.

Tierra. Es un elemento clave del entorno. Combínala con piedras, agua y luz. Obtendrás un jardín zen válido tanto para interior como exterior. La idea clásica de un hotel rural con un toque oriental.

Plantas. Verde, rojo, rosa… Una infinidad de colores y olores. Utilízalas sin miedo en balcones, hall o zonas comunes. Proporcionan frescura, transmiten armonía y hacen cualquier espacio más acogedor.

Colores cálidos. Los colores del rojo al amarillo proporcionan una sensación térmica subjetiva, además de alegría, dinamismo y confianza. Por otro lado, la tonalidad juega un papel fundamental, ya que, aquellos tonos más claros, como beige o rosa, sugieren delicadeza y hospitalidad, mientras que los tonos más oscuros, como el rojo, transmiten vitalidad y estabilidad.

Energías sostenibles. Integración de las energías renovables en la propia decoración exterior. ¿Por qué las placas solares en el tejado? Puedes distribuirlas por los balcones, como si formaran parte de la barandilla.

Existen técnicas de reciclaje, restauración o decoración ecológica donde no sólo se trata de que “todo quede integrado” sino que se apuesta por algo más, por un valor añadido que de otra manera más vaga no se consigue. Apuesta por un diseño planificado, a su medida, ecológico y “sin gastarte una fortuna”.

Innovación en turismo significa sumar y diferenciarse. ¿Te unes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.