Andalucia Lab   Blog Andalucia Lab, Innovación en Turismo   Cómo generar confianza turística en tiempos complejos

Cómo generar confianza turística en tiempos complejos

24 julio, 2020

 

 

Por Ricardo Botín – Copywriter 

¿Cómo generar confianza turística en entornos complejos? Es la gran pregunta del momento.

Ni los mejores expertos en planificación empresarial habrían podido prever a principios de 2020 el escenario actual.

Cuando los negocios turísticos comenzaron a organizarse y a planificar el año, todo parecía ir sobre ruedas. Las previsiones indicaban que este año 2020 iba a ser muy bueno desde el punto de vista turístico.

Aunque en España parece que ya ha pasado lo peor de la pandemia, no podemos bajar la guardia. En muchos lugares del mundo están sufriendo ahora los terribles estragos de este COVID-19.

Es evidente que uno de los sectores más afectados por esta crisis sanitaria y económica es el turístico.

Los negocios turísticos andaluces son un ejemplo de resiliencia, estamos comprobando lo bien que se han sabido adaptar a la “nueva realidad”, con iniciativas brillantes e imaginativas.

 

Volver a empezar tras la pandemia no parecía a priori una tarea fácil. Sin embargo los negocios turísticos y hosteleros lo han hecho del mejor modo posible, llegando incluso a mejorar considerablemente los niveles de servicio previos al confinamiento.

Seguridad es calidad. Andalucía se adapta y mejora  los niveles de servicio turístico.

Recuperar lo antes posible la confianza de los turistas de Andalucía

En este post vamos a ver cómo el turismo andaluz está trabajando para recuperar lo antes posible la confianza de sus clientes.

Una industria llamada turismo que en Andalucía una vez más ha vuelto a demostrar que no es una actividad escasamente productiva o de bajo valor añadido.

Y lo que es mejor todavía: ha quedado patente que el turismo es capaz de adaptarse a cualquier situación que haya que afrontar, por muy difícil que esta sea, gracias a su envidiable capacidad de reacción.

Capacidad de reacción como seña de identidad de una industria referente

El turismo es un sector mucho más sólido y avanzado por los siguientes motivos:

Los negocios turísticos son capaces de adaptarse con enorme rapidez a las circunstancias cambiantes

Todo el que conozca el funcionamiento de una fábrica sabe que es muy difícil adaptar la producción a las variaciones en los picos de demanda.

En cambio, los negocios hosteleros son muy flexibles, ya que están acostumbrados a actuar con rapidez para adaptarse a los cambios de la demanda.

La productividad de los negocios turísticos suele ser más elevada en situaciones excepcionales

Los negocios hosteleros son capaces de obtener mejores cifras de productividad, gracias a esa capacidad de reacción.

Algo que es imposible en una fábrica, puesto que si la demanda cae en picado el sistema productivo tarda mucho en reaccionar y termina generando excedentes difíciles de colocar en el mercado.

Los negocios hosteleros son capaces de obtener mejores cifras de productividad gracias a esa capacidad de reacción.

El turismo ha hecho una apuesta decidida por el I + D

Entidades como Andalucía Lab se esfuerzan cada día en ayudar a los negocios andaluces a desarrollar iniciativas de gran valor añadido, con el objetivo de fidelizar a los clientes y ofrecer mejores experiencias turísticas a los clientes.

Tips para generar confianza turística

Esta capacidad de reacción ha sido decisiva para que muchas empresas se estén reponiendo con celeridad y estén logrando salir adelante

Nadie duda de que el reto ante el que se encuentra el sector es enorme, ya que la pandemia de COVID-19 se ha cebado especialmente con el turismo.

Tras la suspensión del estado de alarma y el ingreso en la “nueva normalidad”, los negocios turísticas vuelven a operar, aunque no a pleno rendimiento.Y poco a poco, a base de generar confianza y seguridad, los turistas regresarán a la región.

Con lo que he visto hasta ahora, me sorprende gratamente la capacidad de sobreponerse a un entorno complicado que tienen los negocios turísticos andaluces.

Porque han sido capaces de reaccionar —de un día para otro— a una normativa de transición poco sensible con los intereses turísticos (ya que las limitaciones de aforo o el uso de mascarillas no son condiciones idílicas para los hosteleros).

Vamos a ver cuáles son los puntos más importantes que han llevado a cabo para generar confianza en sus clientes.

1.- Extremar la higiene. 

La limpieza ahora es más importante que nunca, ya que el coronavirus se combate sobre todo con buenas medidas higiénicas y de desinfección de superficies en turismo.

De esta forma, los bares, restaurantes y chiringuitos de Andalucía han ido más allá y han extremado la higiene en las mesas, con medidas adicionales como cambiar continuamente los platos y los cubiertos a sus clientes, aunque apenas los hayan usado.

2.- Mejorar el servicio. 

Los negocios hosteleros han reaccionado con una notable mejora del servicio. Sin embargo, es posible que, en alguno casos, esos incrementos en la atención al cliente hayan repercutido en los precios.

Es lógico: no es lo mismo que te sirvan una cucharada de alioli a un lado de tu plato, que lo hagan en una una salsera específica, con lo que la cantidad de salsa es mucho mayor.

Proteger el empleo turístico con consumo local

Por parte del cliente se desarrolla un ejercicio de empatía en aras de la sostenibilidad social entendiendo que estas mejoras de servicio conllevan ciertos ajustes de precio que ese tipo de mejoras en la calidad impliquen asimismo pequeños incrementos de precio.

Por parte del turista se desarrolla un ejercicio de empatía en aras de la sostenibilidad social, entendiendo que estas mejoras de servicio conllevan ciertos ajustes de precio

3.- Avanzar en la digitalización 

La “nueva normalidad” turística ha modificado otras costumbres muy arraigadas hasta ahora en la “vieja normalidad”. Una de ellas es la carta, que ha desaparecido en su formato físico en todos los locales. Ahora son muchos los establecimientos que han digitalizado la carta.

En los últimos años cada vez son más los chiringuitos que han dejado la libreta y el boli y han incorporado la tecnología de conexión inalámbrica con la cocina para gestionar las comandas mediante dispositivos electrónicos como una PDA o un smartphone.

Menú digital

Los que no han tenido tiempo de hacer una nueva carta digital conectada con la cocina —que sea capaz de actualizarse en tiempo en real en función de la disponibilidad de los platos—, la han escaneado en un archivo PDF y la han subido a la nube.

Pegatinas en las mesas con un código QR, que redirige hasta esa URL en la que se encuentra el archivo con la carta (respecto a este tema, si no sabes cómo digitalizar la carta de tu restaurante, gracias a los servicios de DemoLab  y  Consultoría podrás recibir ayuda).

Tiempos de pedagogía con los clientes.

Sin embargo, estos avances también requieren de una mayor pedagogía con los clientes, ya que no todos saben utilizar estos nuevos formatos.

Muchos locales han añadido unos carteles o pizarras que pueden acercar a cada mesa para que los clientes sepan lo que pueden pedir.

Mientras que otras alternativas pueden ser la proyección de la carta en pantallas digitales o en televisores de gran tamaño la carta, o imprimirla en manteles desechables de un solo uso.

4.- Ser más simpáticos que nunca. 

Ya he explicado en otro artículo que el intangible andaluz por excelencia es la amabilidad y la sonrisa.

Y este activo parece ahora más necesario que nunca. No debemos olvidar que el riesgo al contagio sigue latente y que son los hosteleros los que nos tienen que dar un plus de confianza.

El problema es que, por razones sanitarias, los camareros van con la cara tapada con mascarillas, y no se les puede ver sonreír.

Sonreír con la mirada al turismo

Por eso, en algunos chiringuitos han puesto a disposición de sus camareros mascarillas en las que aparece dibujada una gran sonrisa. Otros, en cambio, se esfuerzan todavía más en ser amables y sonreír, para que se les note en los ojos o en el tono de voz.

En definitiva: el sector turístico andaluz ha generado una nueva oportunidad de negocio en una situación explosiva, en la que lo normal sería venirse abajo y hundirse.

Se puede decir que el sector, una vez más, ha hecho de la necesidad virtud, gracias a esa capacidad de reacción que va a permitir que muchos de los negocios hosteleros logren salir del atolladero.

Si necesitas más información, asesoramiento personalizado en digitalización estrategía turística, o para automatizar tus procesos cuenta con  Andalucía Lab 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fórmate en innovación turística registrándote en sólo 3 pasos

Regístrate »