Turismo creativo, El Viajero Alado

Suscríbete a nuestra Newsletter

turismo-creativo-viajero-alado

Las tendencias hacen evolucionar a los sectores a través de las demandas y nuevos hábitos de consumo de los usuarios. Entre estas tendencias podemos nombrar la interconectividad, la movilidad y la demanda de experiencias (esto es, el usuario demanda una experiencia, quiere cocrear, conocer y ser partícipe en la experiencia).

El turista necesita ser protagonista de su propia vivencia, aprender, explorar sus capacidades artísticas o simplemente desarrollar un hobby en su tiempo de ocio.

La creatividad aplicada al desarrollo turístico está para ofrecer algo único y crear experiencias en torno a servicios hasta la fecha más convencionales: aprender astronomía en el Valle de Lecrín, cocinar salmorejo en la propia Córdoba o iniciar un diario de viaje recorriendo localidades rurales de Andalucía y acompañado de las mejores fotografías de paisajes.

El turismo creativo es una realidad que ha venido para quedarse. Durante el desarrollo del Focus Group de Turismo Creativo, guiado por Economía Creativa, en colaboración con Andalucía Lab, se debatieron ideas clave entre diez participantes, aportando sus diferentes visiones y casos prácticos.

Hablando de iniciativas destacadas en nuestra comunidad, os recomendamos conocer un proyecto que aúna alta cocina, maridada con arte. El Viajero Alado –una galería de arte que va más allá de lo convencional- aplica la creatividad al mundo hostelero mediante creaciones artísticas, disfrute de sabores… Trasladando el arte contemporáneo fuera de sus salas, deslocalizando el concepto del arte y fusionándolo con el ocio y la restauración.

Así, El Viajero Alado realizó una experiencia conjunta con el Restaurante Abantal,  que no es solo un ejemplo inspirador para el turismo creativo, sino a su vez un proyecto de coworking entre dos empresas de sectores diferenciados, una tendencia en alza.

Abantal es un restaurante de alta cocina situado en la capital sevillana y único con una estrella Michelín, además de dos soles Repsol. Y es uno de los espacios decorados por artistas de El Viajero Alado. Tal y como dice su chef, Julio Fernández Quintero, se trata de “un espacio creado para el disfrute de los sentidos, que se implementa con arte”. Y es que este gran cocinero está encantado con esta fusión de arte contemporáneo y alta cocina.

Artistas de la talla de Mar Solís, Emilio Gil, Ana Bellido, Joris Hoefnagel o Mehata Hiroshi han expuesto su obra allí, mezclando su arte con el estilo moderno y actual que se respira en Abantal. De las paredes se encarga El Viajero Alado y de la cocina un renombrado chef, creando así sinergias entre las dos empresas, colaborando e innovando continuamente.

Alta Cocina maridada con Arte from El Viajero Alado on Vimeo.
 

 

El crítico de arte Fernando Martín reafirma lo acertado de esta idea, ya que “tanto la gastronomía como las artes plásticas tienen en común la creación; las dos participan del sentido artístico”.

Animamos a empresarios del sector servicios a poner en práctica este tipo de iniciativas que oferten ese “algo más” añadido a los espléndidos servicios que ya ofrecen: arte y hostelería, arte y alojamiento, arte y restauración, arte y turismo.

Innovación en turismo significa sumar y diferenciarse. ¿Te unes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *