Del coworking al networking; viaje de ida y vuelta

Suscríbete a nuestra Newsletter
Por Javier Pérez Caro – Consultor de Management

Ver el perfil de Javier Pérez Caro en LinkedInVer el perfil de Javier Pérez Caro

networking-coworking

Foto: inkvibe.com

¿Qué viene primero el coworking o el networking?

Tanto monta monta tanto, Isabel como Fernando.

El coworking como espacio o forma de trabajo compartido, se ha expandido de un tiempo a esta parte. Han recurrido a él por un lado profesionales freelance que antes trabajaban en su propio domicilio y por otro, empresas que utilizaban centros de negocio para sus reuniones y se han dado cuenta del potencial que tienen los centros de coworking.

Coworking lo podemos definir como “cotrabajo”. Es una forma de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores y pymes de diferentes sectores compartir un mismo espacio de trabajo, tanto físico como virtual, para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que fomentan proyectos conjuntos.

¿Tiene potencial el coworking?

Así es. Además de un espacio físico, conexión a internet, mesas, sillas, etc.  es un espacio donde se dan cabida grandes profesionales de sectores muy dispares con los que podemos buscar sinergias para colaborar en proyectos que ellos tengan y les haga falta profesionales de tu sector o a la inversa.

De ahí el título, ¿coworking o networking? ¿Qué fue primero? El Coworking se nutre del networking para buscar colaboraciones en proyectos, e igualmente el networking nos puede llevar a que alguna persona nos recomiende un centro de coworking.

¿Qué ventajas tiene el coworking?

Las principales ventajas son el ahorro de costes, muy importante en estos tiempos que corren y la posibilidad de colaborar/cooperar con otras empresas alojadas en el mismo espacio.

El ahorro de costes es claro teniendo en cuenta que se comparten multitud de gastos habituales en cualquier oficina: internet, impresora, fax, luz, agua, cocina… Por otro lado en estos centros de cooperación empresarial suelen estar habilitadas salas para realizar reuniones e incluso se organizan cursos de formación, charlas, talleres, seminarios, etc.

Por la parte de colaboración/ cooperación, no es más que una tendencia que cada vez se está imponiendo en el ámbito empresarial. En realidad siempre ha existido, simplemente ahora tenemos más herramientas para poder llevarlo a cabo y el mero hecho de compartir un espacio con otros profesionales facilitará en gran medida la cooperación y el intercambio de contactos a través del networking. Además este valor viene garantizado ya que las personas que suelen alquilar estos espacios lo hacen ya que van con esa mentalidad cooperativa.

Lo importante es que seamos profesionales de mente abierta, apostemos por el coworking como una manera de generar sinergias profesionales con mis compañeros de mesa y aprovechemos el networking que se puede producir a través de los “amigos de los amigos” de éstos.

El coworking también nos puede llevar a la coopetición.

infografia-coworking

Innovación en turismo significa sumar y diferenciarse. ¿Te unes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *