El coste de la tecnología turística


Suscríbete a nuestra Newsletter

Invertir en tecnologías es una realidad inminente y necesaria. Esto nos ayuda a reducir los niveles de gastos y a ser sostenibles en un entorno cada vez más competitivo; un entorno a la vez complicado por los cambios en el panorama comercial y las dificultades derivadas de la situación económica actual.

La Historia de un Tweet de esta edición nos ha llevado a reflexionar sobre los ecosistemas tecnológicos de las empresas y cómo éstos ayudan en la gestión de los negocios, la relaciones con los clientes y hasta en la comunicación con nuestros empleados.

Os recomendamos la lectura de este post y el estudio de una reveladora infografía sobre el coste de la tecnología turística.

Cuando hablamos de ecosistema tecnológico en el sector turístico u en otros sectores, nos referimos a un conjunto de medidas que van desde el propio hardware de la empresa, las aplicaciones, la infraestructura, desarrollo y gestión de sistemas, hasta la formación interna del personal.

 el-coste-de-la-tecnologia-andalucialab-infografia
Foto: Tecnohotel

¿Podemos acelerar algunos procesos de la empresa y hacerlos más eficientes?

Tanto en pequeñas empresas del sector como en grandes cadenas hoteleras, la puesta en marcha del ecosistema tecnológico es una tarea compleja a afrontar y ante la que deberíamos cuestionarnos algunas cosas. En el caso de una agencia de viajes, por ejemplo, una batería de preguntas relacionadas sería:

• ¿Tenemos capacidad para aumentar las ventas online?

• ¿Queremos ofrecer una gama amplia de productos?

• ¿Podemos acelerar algunos procesos de la empresa y hacerlos más eficientes?

• ¿Podemos realizar transacciones en tiempo real y ofrecer ofertas?

• ¿Informamos al cliente en tiempo real?

• ¿Necesitamos asistencia e implementación en TICs?

Son cuestiones que tendríamos que reflexionar a la hora de poner en marcha nuestra estrategia tecnológica.

La distribución, las ventas, la productividad, informes y datos del mercado son algunos de los desafíos a los que tiene que hacer frente el empresario.

Si una agencia de viajes reduce sus costes en catálogos y folletos, invirtiendo en una mayor distribución electrónica hacia un mercado segmentado, se asegurará una mayor conversión de ventas. También se reducen los costes de adquisición y administrativos cuando delegamos en nuestro propio personal la actualización de tarifas, contenidos y gestión de reservas, no subcontratando estos servicios. Si incrementamos la personalización gracias a las posibilidades tecnológicas actuales, esto es, nos enfocamos más a las necesidades personales de nuestros usuarios, abarcaremos más clientes potenciales y perderemos menos reservas.

Como podemos ver, ante la labor complicada de implantar un ecosistema tecnológico, los beneficios son obvios: agilidad en el sistema de reservas, distribución, técnicas de merchandising, autogestión y servicios personalizados orientados a superar las expectativas de nuestros clientes. Además, conseguimos reducir los costes administrativos y de adquisición y aumentamos las ventas.

Innovación en turismo significa sumar y diferenciarse. ¿Te unes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.