Destinos turísticos inteligentes; buscando el bien común

destinos-turisticos-inteligentes-innovacion-turismo



Por Juan Vázquez – Business Analyst en Jeddins

Compartir un mismo objetivo es el principal motivo que lleva a entidades y personas a agruparse. Este hecho provoca que, respetando las particularidades de cada miembro, se actúe de forma consensuada con el fin de alcanzar objetivos globales aceptados por todos. En este escenario no caben por tanto actuaciones aisladas, que buscan satisfacer necesidades particulares, sino que se incentivarán y primarán las acciones alineadas con el objetivo común.

Dentro del sector turístico y, concretamente en el ámbito de los Destinos Turísticos Inteligentes, AENOR en colaboración con la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI) del Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha desplegado el comité técnico para la normalización que, en su grupo de trabajo, coordinado y promovido por SEGITTUR está elaborando el conjunto de normas que deberán cumplir aquellos destinos que quieran obtener la certificación de Destino Turístico Inteligente.

Un Destino Turístico Inteligente (DTI) está formado por el total de los actores implicados en materia de turismo del destino, esto es, gobierno local, empresas turísticas locales, empresas de servicios, etc. Y por tanto, si los distintos actores pretenden formar parte del ecosistema inteligente del destino, deberán acreditar que sus políticas están enmarcadas dentro del contexto de la DTI, o dicho de otro modo, si el empresario pretende conseguir el reconocimiento por parte de la autoridad local, autonómica, nacional, etc. como elemento integrado dentro del DTI, para así distinguirse de la competencia y beneficiarse de las ventajas que ello supone, deberá acreditar que las medidas adoptadas en su negocio en materia de inteligencia turística están alineadas con las normas vigentes, y para ello deberá aportar los indicadores requeridos por las propias normas.

Aplicar políticas alineadas con el objetivo común no sólo permite al empresario, gobierno local y demás agentes implicados obtener un carácter distintivo frente a  otras empresas y gobiernos locales en situaciones similares, sino que además le permite beneficiarse del conjunto de ayudas destinadas a incentivar la puesta en práctica del objetivo común, es decir, le permitirá optar a subvenciones europeas, nacionales y/o autonómicas, destinadas al fomento de la puesta en práctica de los mecanismos que permitan alcanzar el objetivo común, con lo cual la aplicación de las medidas en su empresa y/o corporación se podrían ver favorecidas en el plano económico.

Existen muchas medidas de innovación turística que pueden adoptarse en una empresa, y muchas empresas dedicadas a fomentar y acreditar la excelencia de los servicios ofertados, pero aplicar medidas alineadas con políticas globales europeas, nacionales, etc., no sólo permiten optar a ayudas para reducir los costes de implantación, sino que a nivel de diferenciación de la competencia, tienen el respaldo de la entidad que emite la norma, esto es, si una empresa cumple con una directiva europea, la entidad que respalda la calidad del servicio es la propia UE.

No aplicar medidas alineadas con políticas de innovación turística global, o aplicarlas pero no contar con los indicadores necesarios como para que sea reconocida su implantación, permitirá a la empresa innovar en el área de aplicación, pero el respaldo obtenido solamente será aquel que tenga la entidad que implementó y/o certificó la mejora.

En conclusión, si queremos innovar en materia turística en nuestra empresa, y que ese esfuerzo goce del máximo prestigio; acceder a ayudas que minimicen el esfuerzo económico y poder optar a formar parte del ecosistema de inteligencia turística del destino, debemos asegurarnos que las medidas tomadas están alineadas con las políticas comunitarias reflejadas en las políticas locales, y que nuestro sistema permite obtener y medir los indicadores requeridos por la norma. En caso contrario sólo podremos acreditar que nuestros servicios/productos ofrecen unas calidades cuyo prestigio será el mismo que posea la empresa certificadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.