El viajero itinerante características y reactivación turística

viajero itinerante con mochila

Por Cristina Rodríguez Cejas – Comunicación Corporativa & Copywriting

19.878 km.

Esta es la distancia que hay entre España y Nueva Zelanda.

Entre desplazamientos en coche, aviones y otros vas a tardar mínimo 2 días en hacer este recorrido. Con suerte 24 horas, pero te advierto que tu columna vertebral y tu repulsa a la comida recalentada de avión no te abandonarán de por vida.

Este tipo de viajes son una prueba de fuego para cualquier viajero, pero todo esfuerzo es poco por visitar al menos una vez en la vida, este auténtico paraíso natural.

Si has hecho lo más duro, lo normal será que planees estar ahí durante un tiempo y no quedarte solo con visitar una ciudad o región (para eso mejor haber elegido ir a Almería, ¿no crees?).

Planear una buena ruta que recorra la mayor parte del territorio será la siguiente misión.

La verdad es que no hace falta irse tan lejos para convertirse en un viajero itinerante. Lo es cualquier viajero que se desplaza a lo largo de una zona, recorriendo sus lugares más emblemáticos, conociendo su cultura, sus peculiaridades…

Descubre en este artículo las características de estos viajeros itinerantes y las pautas que están permitiendo su reactivación turística.

Caracerísticas del viajero itinerante

¿Qué mueve a un viajero a no conformarse con visitar un único enclave?, ¿a tener una visión más profunda de la realidad de una región, un país o incluso un continente?

Seguro que hay tantas razones como viajeros itinerantes hay, pero es generalizada el especial interés que estas personas tienen por conocer otros lugares con la mirada de un explorador que además de ser testigo de nuevos paisajes y formas de vida, quieren participar más activamente en ello.

Planear un itinerario de estas características va a estar determinado por:

  • El presupuesto con el que se cuenta.
  • Los días de los que se dispone.
  • Si se va solo o acompañado.
  • Si se desea más o menos interacción con la cultura y población local.

Y qué medio o medios de transporte se van a utilizar:

  1. CON MOCHILA

La opción más económica y elegida por lo más jóvenes. Medios de transportes locales como autobuses y trenes. Alojamientos tipo hostel y albergues con buena conexión a internet, habitaciones compartidas y actividades que fomenten el encontrarse con otros viajeros que tengan las mismas inquietudes.

2. EN BICICLETA

Otra versión del ‘con mochila’. Aquí también se lleva encima todas las pertenencias, pero con la ventaja de que se puede hacer pequeños desplazamientos de manera autónoma y muy fácilmente. El secador de pelo pasa a ser un artículo de lujo, pero la sensación de libertad que da no tiene precio. ¿Qué busca este viajero? Presupuesto ajustado, comodidades sin grandes pretensiones y un sitio para dejar su bici con seguridad.

3. EN MOTO

Suelen ser pocos, pero verdaderos amantes de este medio de transporte. Buscan rutas de buenas carreteras, cuyo paisaje sea difícil de igualar. Kilómetros, gastronomía local y hoteles moto-friendly son sus favoritos (garaje y espacios seguros para guardar cascos y chaquetas de moto).

4. EN COCHE

El más popular y accesible. Una buena red de carreteras, la mayor comodidad de los coches actuales y su bajo consumo lo han elevado a primera opción. En familia o en pareja, pero siempre bajo la comodidad de poder hacer grandes distancias en todo momento.

5. EN AUTOCARAVANA

¿Qué tal una mini casa con ruedas?

La pandemia ha elevado las cifras en España hasta niveles nunca antes alcanzados. Cientos de hoteles y restaurantes cerrados, han animado a la gente a seguir viajando de manera más autosuficiente y en entornos más controlados.

Las cifras de compra (matriculaciones) se han mantenido tímidamente, aunque provenían de un incremento constante en los últimos 7 años:

Datos Aseicar

Y en cuanto a alquileres:

‘Según la plataforma Indie Camper, el alquiler de autocaravanas creció casi un 30 % en España durante 2020’                    

Reactivación del turismo itinerante

Al turismo itinerante también le está llegando su momento de reactivación.

Países muy avanzados en la vacunación de su población y un mayor conocimiento de cómo prevenir y tratar cualquier contagio, están ayudando a relajar los requisitos para viajar y la reapertura de fronteras.

Este tipo de turismo ayudará igualmente a los destinos, en la medida en la que estos promuevan:

  • La revitalización de destinos nacionales o de cercanía. El turista reducirá así la incertidumbre de cierres o limitaciones de movilidad y obtendrá una mayor satisfacción al saber que colabora así con su entorno más directo.
  • Actividades variadas para pasar el tiempo en familia o en grupos reducidos.
  • Que cuenten con políticas de cancelación claras y fáciles de gestionar, que ofrezcan la mayor tranquilidad posible ante cualquier eventualidad.
  • Que estén relacionados con entornos naturales y no masificados.
  • Que entiendan la itinerancia como modo de vida personal-profesional. Posibilidad de contar con espacios para el trabajo o de herramientas que lo faciliten (buena conexión a internet).

Si cuentas con unos días de vacaciones, anímate y prepara tu próxima nueva ruta itinerante. Y si no cuentas con días libres, recuerda que nosotros no cerramos puedes pedir cita de consultoría y nuestros talleres están disponibles las plazas en septiembre. Para que sigas formándote y descubriendo las últimas tendencias turísticas.

Se cual sea tu situación, ¡disfrútalo todo lo que puedas!

¡Feliz verano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *