De las Habilidades Directivas a la Capacitación Digital

Suscríbete a nuestra Newsletter
Por Javier Pérez Caro – Consultor de Management

Ver el perfil de Javier Pérez Caro en LinkedInVer el perfil de Javier Pérez Caro

capacitacion-digitalHabilidades directivas. Que lejos quedan aquellos cursos de liderazgo, comunicación, asertividad, negociación, toma de decisiones, etc., que al principio de mis comienzos profesionales recibí y después ya como consultor me tocaba impartir por toda la geografía nacional.

¿Qué ha pasado con todo este tipo de habilidades?, ¿se han dejado de trabajar en las escuelas de negocio?Para nada, siguen de actualidad, lo que ha pasado es que hemos tenido que replantearnos nuestras prioridades y ahora necesitamos también complementar nuestra formación con la capacitación en otras habilidades, traídas por la asunción de lo sociodigital en nuestras empresas.

Antes en las ofertas de trabajo pedíamos capacidad de liderazgo, trabajo en equipo, asertividad, motivación, comunicación, marketing… Ahora necesitamos directivos que sean “nativos digitales” capaces de gestionar el uso de la capa digital y la maximización del beneficio en nuestras empresas, con alta capacidad de aprender (lo nuevo) y desaprender (lo que se nos queda obsoleto).

Para ello necesitamos capacitarnos y capacitar a nuestro equipo humano. El cliente ha cambiado, el mercado ha cambiado y nosotros, ¿qué hemos hecho?

La supervivencia de nuestra empresa en el mercado a día de hoy depende de nuestra capacidad de adaptación a lo digital.

“Si quieres buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.”
Albert Einstein

Cuando hablamos de capacitar, vamos a fundamentarnos en tres pilares fundamentales:

1.- VISIÓN:

¿Qué tipo de establecimiento queremos ser dentro de cinco años? ¿Quién será nuestro cliente? ¿Qué servicios demandará? ¿Cómo afectará todo lo anterior a nuestro modelo de negocio? ¿Qué competencias y capacidades será necesario que adquiera el equipo humano que formamos parte del proyecto?

Cuando le demos respuesta a las anteriores preguntas podremos pasar al segundo escalón: anticipación.

2.- ANTICIPACIÓN:

Ya hemos dado respuesta a nuestra visión y lo hemos plasmado todo en nuestro plan estratégico, ahora tenemos que empezar a dar forma a esa anticipación.

Tenemos que empezar a reciclar a todo nuestro equipo humano y dotarlo de las nuevas competencias que nos harán falta para poder implantar la capa digital en nuestro establecimiento hotelero.

Para poder hacer un plan de formación individualizado para cada una las personas tenemos que partir de un análisis de las necesidades del futuro puesto, y una evaluación de cómo nos encontramos a día de hoy (de dónde partimos).

Una vez que tenemos claro a dónde nos dirigimos y de dónde partimos, diseñamos un nuevo plan de formación individualizado y a su vez, rediseñamos el plan de carrera de las personas. Y lo presentamos a toda la organización.

3.- IMPLANTACIÓN:

Si queremos hacer una buena implantación, necesitamos tener un equipo humano muy comprometido con los cambios que vamos a realizar. Necesitamos ser muy transparentes con ellos, dejarles claro cuál es nuestra visión, hacia dónde nos dirigimos, qué necesitamos de ellos, cómo nos vamos a anticipar al cambio.

Los cambios son difíciles, en eso estamos todos de acuerdo. Pero el problema no reside en la dificultad del propio cambio. El problema es que, o cambio, o el mercado me saca fuera (dejo de existir).

Mi consejo es que hagamos una implantación digital es nuestras organizaciones de arriba hacia abajo. Si la implantación de la capa digital en nuestros establecimientos no cuenta con el compromiso claro de la alta dirección ¡fracasará!

Nuestra experiencia en Walnuters como facilitadores del cambio de lo analógico a lo digital en las empresas así lo avala. Cuando en un proyecto contamos con el apoyo incondicional de la alta dirección, las implantaciones son más rápidas, menos costosas y traumáticas, los clientes perciben antes el cambio, incluso quieren ser los primeros en testarlo y formar parte de éste.

El cambio de lo analógico a lo digital no es solo tecnología como algunos se empeñan en creer. Tenemos que modificar la cultura organizacional de la empresa, el modelo de negocio, las 4 P´s del marketing mix (producto, precio, promoción y distribución)…

¿Creen los altos directivos que todo esto lo puede cambiar un equipo de consultores y algunos mandos intermedios, sin el apoyo de los grupos de interés?

Hace falta la implicación de todos para que la implantación se realice de manera excelente, que todos asumamos el cambio y apostemos por un mejor servicio interno y externo.

La capa digital no es ninguna moda, ha venido para quedarse. Mientas antes lo asumas y empieces a visualizar la necesidad de anticiparte, antes serás capas de empezar a implantarla en tu negocio.

“Las utopías no son a menudo otra cosa que verdades prematuras.”
Alphonse de Lamartine

Innovación en turismo significa sumar y diferenciarse, ¿te unes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *