Coolhunting o el poder de buscar tendencias

coolhunting-encuentros-tech



Susana Calleja – Especialista en Encuentros Tech

Innovar, reinventarnos, estar al día en las tendencias, conocer el gusto de las personas… son algunos de los aspectos que buscan todos los mercados para estar a la última, establecer estrategias y vender.

Hay un término que abarca todo eso y es el conocido como Coolhunting o caza tendencias,

una nueva profesión que tiene como objetivo descubrir de forma inmediata los nichos de mercado que se están creando con las nuevas tecnologías.

Un concepto muy utilizado en marketing y publicidad y que en sus inicios estaba muy ligado al mundo de la moda.

La figura del coolhunter, jóvenes creativos, generalmente freelance, son quienes hacen predicciones sobre nuevos cambios o surgimientos en la cultura del consumismo y la moda.  Se dedican a detectar las oportunidades y las amenazas de esos cambios para luego poder anticipar sus respuestas y poder crear negocio.

Podríamos decir que no es ni más ni menos que un pronosticador de tendencias, o espía de vanguardias que con su investigación de los mercados observa tendencias y estilos de negocios emergentes.

Un investigador social, con gran capacidad de analizar y cuestionar constantemente su entorno, todo para estar un paso más adelante del presente.

Su tarea es estar atento a los grupos demográfico, estudiando cómo viven, qué hacen… encontrando datos que pueden llegar a interesar a otros y así crear una nueva tendencia.

Un  coolhunter, debe tener la capacidad de observar en varias direcciones, alejarse de la corriente, del encasillamiento, pues de lo contrario será muy difícil identificar tendencias.

 Como hemos dicho no es exclusivo de la moda, en el mundo de la empresa 2.0 y en otros mercados se está volviendo imprescindible.

 Un Coolhunter es tan útil para una compañía de distribución como para una de servicios públicos, pues a partir de sus análisis se consiguen detectar las necesidades de un público objetivo.

Pero si que es verdad que es muy frecuente verlos entre los bloggers de moda, quienes se interesan por cada tendencia o cosa que ven en las calles de su ciudad. Son colectivos de consumidores cuyas opiniones influyen en la toma de decisiones de las personas que les rodean, de tal forma que crean tendencias y tienen la capacidad de impulsar el desarrollo de una marca. Son coolhunter sin saberlo.

Un cazador de tendencias, dicta hacia donde ir y hacia donde no, por lo que se ha vuelto trascendental en las empresas, en especial dentro de una mercado tan volátil como el actual. 

¿Cómo debe ser un Coolhunter?

Se trata de profesionales con un perfil muy variado que actúan como recolectores y transmisores de una información.

La técnica de este personaje se basa en la observación y requiere de una curiosidad innata, ciertos conocimientos de fotografía y cierta sensibilidad creativa.

También existe la figura del “Cultsearcher”, un analista más profundo que no se limita a observar, sino que puede tirar del hilo, preguntando a la gente, realizando encuestas y analizando los datos obtenidos.

En el año 2010 nace la Asociación Española de Coolhunting, que tiene como objetivo (entre otros muchos) definir y unificar los conceptos y características que conforman la disciplina del Coolhunting. Así como profesionalizar, analizar y sintetizar, los diversos métodos y sistemas de trabajo de los Coolhunters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *