La accesibilidad, el quinto tenedor de tu establecimiento

Suscríbete a nuestra Newsletter
Por Juan Manuel Medina Guzmán – Oportunidad Accesible

Consultor en servicios de accesibilidad y discapacitado visual.

Ver el perfil de Juan Manuel Medina Guzmán en LinkedInVer el perfil de Juan Manuel Medina Guzmán

accesibilidad-restaurantes-andalucialab

 Después de visitar restaurantes y cafeterías he comprobado que en muchos casos éstos carecían o no estaban adaptados a personas con necesidades especiales.

Pero, ¿por qué debemos hacer accesibles los establecimientos? ¿Por qué debemos eliminar las barreras arquitectónicas, pero también sociales y de comunicación?

Obviamente es necesario concienciar y sensibilizar de la importancia de ofrecer servicios accesibles. Pero además, hay que tener en cuenta el beneficio, tanto económico como social, que esta igualdad reportará a la sociedad.

En España existen pocos restaurantes y cafeterías que estén adaptados, de forma que personas con necesidades especiales no pueden acceder a estos edificios o disfrutar del servicio que ofertan. Pero teniendo en cuenta la fuerte demanda que existe -por parte del colectivo de personas con necesidades especiales-, sería necesario eliminar las barreras y facilitar así el disfrute de todo tipo de actividades.

Para transformar los establecimientos en accesibles se pueden tomar multitud de medidas, encaminadas a permitir el acceso a las instalaciones, así como a todos los servicios (cartas, bebidas) de las personas con distintos tipos de discapacidad, facilitando su autonomía. Entre estas medidas podemos destacar:

1. El uso de cartas en tinta y braille, tanto para personas con deficiencias visuales como ceguera total.

2. Etiquetas en tinta y braille para las botellas y cualquier otro recipiente que se presente en la mesa.

3. Pictogramas en relieve y braille tanto en las zonas comunes como en las puertas de los distintos departamentos o servicios.

4. Rampa de acceso para personas con movilidad reducida, facilitando su desplazamiento por las instalaciones del establecimiento.

5. Sistema de luces destinados a que las personas sordas sepan en todo momento si están ocupados o no los servicios.

6. Ofrecer anchura suficiente en pasillos y en puertas para las personas con movilidad reducida.

7. Evitar obstáculos que puedan impedir el libre movimiento por las instalaciones del establecimiento.

8. Asesorar al personal en el trato de personas con necesidades especiales. También es importante que conozcan el nivel de accesibilidad del establecimiento y estén preparados para las dudas que puedan surgir al respecto.

9. La accesibilidad también ha de ser online. Si el establecimiento dispone de página web es recomendable que ésta sea accesible.

La mayoría de estas sencillas medidas no suponen un coste elevado, por lo que la inversión va a ser mucho menor que los beneficios que puede reportar.

Para concluir quería comentar la necesidad que veo en informar al sector para que sus servicios estén lo mejor adaptados posibles, asesorándolos en la toma de decisiones y adoptando las medidas necesarias para que personas como yo, que tenemos necesidades especiales, podamos disfrutar de cualquier tipo de servicio, sin ninguna barrera que nos impida el acceso al mismo.

Y es que eliminando barreras y obteniendo la mayor concienciación posible nos beneficiaremos todos, empresarios y usuarios, porque la accesibilidad es equidad, pero también oportunidad de negocio y competitividad.

Innovación en turismo significa sumar y diferenciarse. ¿Te unes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.