Andalucia Lab   Blog Andalucia Lab, Innovación en Turismo   Coliving: el nuevo hogar de los nómadas digitales

Coliving: el nuevo hogar de los nómadas digitales

23 octubre, 2018

Coliving el nuevo hogar de los nómadas digitales

 

Por Mar Rodríguez – Traductora jurada www.wordbuff.es

Imagínate un lugar que se convierta en hogar lejos de casa. Un espacio donde sea posible despejar tu mente y llenarla de ideas e inspiración, establecer sinergias con otros profesionales que estén en tu misma situación, atreverte con nuevos retos y reinventarte.  Pero espera, que lo mejor está por llegar: imagínate todo ello viajando y sin tener que tomarte un año sabático, porque tu oficina portátil te la llevas contigo para explotarla al máximo.

Es la era de los freelancers y nómadas digitales. Y, por ende, también la de los espacios que conseguirán que estos sagaces emprendedores continúen redefiniendo el mundo del trabajo. Hoy me tomo un café con Sienna Brown, neoyorquina afincada en España desde hace ya cuatro años y directora de comunicación de Sun&Co.

Muy amablemente me cuenta en qué consiste este fenómeno social y laboral que tímidamente ha comenzado a implantarse en nuestro país, pero que en países como Reino Unido o EEUU ha supuesto un boom de los buenos.

Seguro que te fascina este nuevo concepto.

Mar Rodríguez: Todos hemos escuchado hablar de los coworking pero el término coliving es bastante novedoso. ¿En qué se diferencia un coliving de un coworking?

Sienna Brown: Muy buena pregunta; creo que es algo que la mayoría no sabe. Un espacio de coliving se diferencia del coworking porque no solo es un espacio al que ir para trabajar en tu proyecto o empresa, sino que es también un lugar que crea comunidad con otros profesionales. Hay varios tipos de colivings, pero creo que el más provechoso es aquel que aúna la experiencia completa bajo un mismo techo. Cuando consigues que varios profesionales convivan en un mismo espacio y se sientan en casa, es cuando sucede la magia. El hogar es el lugar donde se habla de las cosas más íntimas y personales. Cuando nos sentimos en un entorno seguro y compartimos nuestros miedos o frustraciones, conseguimos conectar mucho más con los demás. La experiencia es tan intensa que en pocos días podemos ver a gente colaborando en algún proyecto o amistades para toda la vida.

MR: ¿Estaríamos pues hablando de un concepto evolucionado de coworking?

SB: No, realmente no, porque cuando hablamos de espacios coworking, las relaciones y temas de conversación se basan solo en eso: trabajo. Es mucho más difícil incluir o empezar a hablar de temas personales cuando sientes que estás en un lugar “profesional”. Con el coliving de Sun and Co., por ejemplo, hemos tenido la experiencia de 12-16 desconocidos que en menos de una semana empezaron a hablar de sus anhelos, miedos, sufrimientos y sueños. ¿Y cómo? Porque el ambiente que se respira y fomenta permitía que la gente pudiera abrirse y empezar a conectar de verdad, tanto desde un punto de vista personal como profesional.

MR: ¿Qué otras actividades y servicios ofrece este tipo de espacios? ¿A qué se tiene acceso una vez entras a formar parte del coliving?

SB: Cada espacio es diferente pero la mayoría ofrecen charlas, actividades sociales (cenas, clases culturales, excursiones), masterminds… Cada espacio tiene su propio ambiente que atrae a diferentes personas afines y esa comunidad es clave. En un mundo en el que desafortunadamente estar conectado no es muy común, la gente aprecia más y más la oportunidad de crecer y relacionarse con otras personas a las que no hubieran conocido de otra manera. Desde el punto de vista profesional, formar parte de un espacio de coliving crea redes bastante sólidas que brindan oportunidades de negocio y conocimiento profesional.

MR: En un entorno así, ¿no es muy difícil madrugar, concentrarse y ponerse a trabajar?

SB: La verdad es que no tanto. Cuando estás en un sitio visualmente bonito, haciendo actividades por las tardes y conociendo a gente nueva con quien puedes interactuar, la motivación para trabajar es mayor y eres mucho más eficiente en tu trabajo. Normalmente los espacios de coliving solo organizan cosas por la tarde y/o a la hora de comer para que haya suficiente tiempo para trabajar también.  Así, puedes interactuar con los demás tomando un café por la mañana y luego sentarte y concentrarte en tu trabajo. De hecho, muchos de nuestros clientes se sienten más productivos cuando están en nuestro espacio.

MR: ¿Por qué debería un freelance o nómada digital recurrir a estos espacios? ¿Qué beneficios les aporta?

SB: La mayoría busca inspiración y comunidad cuando recurren a un coliving, pero los beneficios van mucho mas allá. A menudo los espacios coliving hace que los freelancers o nómadas digitales vean las cosas más claras, porque cambian su manera de ver la vida y/o el enfoque de su proyecto, sin dejar de trabajar. Cuando pasas tiempo en un espacio de coliving tienes todo lo que mencionaba antes (comunidad, desarrollo profesional…), lo que crea una red de trabajo bastante sólida e inspiración para centrarse en tener una vida mejor.

MR: ¿Qué consejo darías a alguien que quiera unirse a un coliving?

SB: Lo único que recomendaría es que pasara por lo menos una semana. Las estancias muy cortas no te permiten formar parte de esta comunidad (digamos familia) en una manera auténtica. También es necesario tener una mentalidad abierta y un proyecto en el que estés trabajando, claro.

MR: Imagino que es un entorno ideal para hacer un poco de networking, ¿qué tipo de freelancers nos encontraremos en un espacio así?

SB: ¡Sin duda! Esa es de hecho una de las principales ventajas: puedes conocer a muchos profesionales de distintos sectores. Y no solo eso. También muchos espacios se centran en el aprendizaje colaborativo. Eso significa que cada persona aporta un valor que podría ayudar o beneficiar a los demás. Si a eso le añades el hecho de que conoces la personalidad de una persona… es networking 2.0. Después de conectar con ellos en el espacio, muchas veces surge la ejecución conjunta de distintos proyectos. Diseñadores, DJs, expertos de marketing, coders, bloggers, emprendedores con 40 empleados, ilustradores, coaches…. La lista es infinita. Puedes encontrar un perfil bastante diverso pero, al final, todos compartimos los mismos valores.

MR: Y en cuanto a los precios, ¿nos los podemos permitir?

SB: Depende del coliving, pero muchas veces es muy accesible. Podrías tener una estancia desde 28€/noche hasta 55€/noche dependiendo del tipo de habitación que quieras. Cuando te lo planteas como una forma de alojamiento, espacio de coworking y, sobre todo, una comunidad con acceso a eventos de todo tipo… ¡no tiene valor!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fórmate en innovación turística registrándote en sólo 3 pasos

Regístrate »

Valid XHTML 1.0 Strict