5 claves para llevarte bien con tus compañeros de Coworking

5-claves-para-llevarte-bien-con-tus-compañeros-de-coworking

Foto: Espacio Coworking Andalucía Lab

Por Leonor Cabrera ( @leonor_cabrera ) – Viventi Desarrollo Personal y Profesional

 

Tras mucho pensarlo, al final te has decidido por reservar espacio en un coworking para seguir con tu empresa. Llegas con mucha ilusión, con tu caja, con tus cosas que colocas con cuidado en tu mesa y con ganas de currar pero, ¡Oh, horror!, aquello no es lo que pensabas. Lo cierto es que ya te has acostumbrado a trabajar en soledad y te molesta el ruido que hace tu compañero de mesa al hablar, el trasiego constante y ahora comienzas a dudar sobre si tu decisión ha sido la correcta.

Espera un minuto antes de tirar la toalla y sigue leyendo porque no todo está perdido.

Estar en un coworking es una excelente oportunidad para hacer nuevas relaciones, crear sinergias y para sentir que alguien te acompaña mientras trabajas.

Pero, ¿Cómo hacerlo para llevarte bien con tus compañeros de coworking y para no perder la paciencia?

Estas cinco claves pueden ayudarte:

  1. Ten claros tus objetivos. Cada día que vayas a trabajar al espacio de coworking, márcate cuál es el objetivo o los objetivos de tu  jornada. Puede ser sacar cierto volumen de trabajo, de modo que ese día las relaciones sociales y los entretenimientos disminuirán hasta el mínimo. Quizás necesite ayuda para algún proyecto y esa ayuda te la pueda dar alguno de tus compañeros, de modo que ese día sí que tendrás más interacciones. Tener claro tu objetivo para el día, hará que veas claro si ese día merece la pena o no ir a ese espacio de coworking.
  2. Focalízate en lo que haces. Cuando sentimos que alguien que está en el mismo espacio que nosotros nos molesta, es porque normalmente no tenemos la capacidad para focalizarnos en lo que estamos haciendo. Nuestra atención vuela de un lugar a otro y puede llegar el momento de que el simple vuelo de una mosca nos moleste y nos saque de nuestras casillas. Aprender un poco de meditación te puede ayudar a vivir con más relax esos momentos compartidos con otras personas y, además, hará que tengas más nivel de concentración en lo que haces.
  3. No hagas aquello que te moleste de los otros. Parece muy obvio, pero si, por ejemplo, te desespera el dichoso pitido del móvil de tu compañero de mesa cada vez que le llega un wassap, pon el tuyo en modo silencio.
  4. Di lo que te molesta. Cuando trabajas con más personas en el mismo espacio, callarte no sirve para nada. Si alguien hace algo que te saca de tus casillas y que está en desacuerdo con las reglas del coworking, díselo, de forma asertiva, sin engancharte y de manera relajada. Es una manera de defender lo tuyo, tu espacio y tu forma de trabajar. Piensa que cuando entras en un coworking hay unas reglas definidas y si alguien se las salta y sales perdiendo tú, tienes todo el derecho del mundo a decirlo.
  5. Valora lo positivo. Estar en un coworking te puede dar mucho, tanto por las relaciones que puedes hacer laborales como personales. Trabajar con gente alrededor tiene su coste, por supuesto, pero también tiene muchos beneficios.

En Andalucía Lab cuentan con un espacio de coworking en el que se alojan más de 60 empresas. Entre las ventajas destaca la disponibilidad de uso de otros espacios como salas para reuniones, el acceso a los talleres y eventos gratuitos que tienen lugar semanalmente en el centro. También la posibilidad de compartir un espacio con otros profesionales abre grandes vías de colaboración y networking con otras empresas.

¿Cómo te llevas con tus compañeros de coworking? ¿Qué crees que es mejor, trabajar en tu casa o en un espacio compartido? ¿Cuáles son las tácticas que usas para tener una convivencia pacífica con tus compañeros?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.