Andalucia Lab   Innovation Blog   Crowdsourcing. La unión hace la fuerza

Crowdsourcing. La unión hace la fuerza

crowdsourcing-susana-calleja

Susana Calleja – Especialista en Encuentros Tech

Ver el perfil de Susana Calleja en LinkedInVer el perfil de Susana Calleja

Definición según Wikipedia: Crowdsourcing (del inglés crowd –multitud– y outsourcing –recursos externos–) se podría traducir al español como colaboración abierta distribuida o externalización abierta de tareas, y consiste en externalizar tareas que, tradicionalmente, realizaban empleados o contratistas, dejándolas a cargo de un grupo numeroso de personas o una comunidad, a través de una convocatoria abierta.

Después de esta definición y centrándonos en el marketing online, el uso de redes sociales, la tendencia colaborativa y la monitorización por parte de las marcas sobre lo que se dice y se comenta en la red, cada vez son más las empresas que utilizan este modelo de negocio para lanzar nuevos productos o encontrar nuevas ideas, pidiendo opinión o ayuda a sus seguidores y de esta forma implicarlos en el proceso de producción.

Se crea un diálogo entre dos vías y un esfuerzo aparentemente conjunto para hacer marcas y productos más relevantes y más receptivos a la retroalimentación de los clientes.

El crowdsourcing es un tipo de actividad en línea participativa en la que una persona, institución, organización sin ánimo de lucro, o empresa, propone a un grupo de individuos, mediante una convocatoria abierta y flexible, la realización libre y voluntaria de una tareas

“Compartir ideas entre comunidades”

La competencia es cada vez mayor por lo que las marcas están poniendo en manos de los clientes o seguidores cualquier decisión importante que afecte a su Branding. De esta forma se posicionan como una entidad que se preocupa por las necesidades y deseos de sus clientes haciéndoles partícipes de sus decisiones finales.

Emplean las ideas, las soluciones o las inquietudes de la comunidad para solventar las dudas de la marca y así involucrar a los seguidores en su proyecto.

Desde crear contenidos, dar servicios en línea, testear un nuevo producto que van a lanzar al mercado, concurso de ideas de cambio de imagen corporativa,… Las organizaciones están utilizando cada vez más el conocimiento de las multitudes para impulsar sus iniciativas de estrategia, innovación y marketing.

La principal característica del crowdsourcing: que se hace online y donde las comunidades de redes sociales juegan un papel fundamental. Generación continua de ideas innovadoras y disminución de costes. Lo emplean no solo las grandes empresas o entidades ya consolidadas sino que es una práctica que utilizan también las startups o emprendedores.

Para que os hagáis una idea el caso de la enciclopedia libre Wikipedia, es un ejemplo de crowdsourcing, ya que permite a cada cibernauta enriquecer sus contenidos y posteriormente y  de forma libre ofrecer sus conocimientos en línea.

Otro ejemplo de crowdsoucing es el lanzado por los organizadores de los juegos olímpicos  2020 en Tokyo, donde han creado una campaña de ideas para obtener el logotipo de las olimpiadas de ese año.

Este modelo de negocio implica, entre otras cosas, el aprovechamiento del talento externo a la organización para la realización de un proyecto determinado, donde las partes se benefician de forma mutua pero no necesariamente de forma económica. Puede ser simplemente un reconocimiento social o intercambio.

Como toda estrategia de marketing si queremos emplear crowdsourcing tenemos que tener en cuenta varias cosas:

  • Establecer metas y límites. ¿Qué vamos a buscar?  Aumentar conciencia de marca, generar ingresos adicionales, crecer a corto plazo, posicionamiento en el mercado, aumentar la satisfacción del cliente…
  • Ser claro y específico con tus necesidades. Establecer unas bases a la participación y límites fijados de antemano para no cometer errores: ¿Qué elementos se harán público, mostraremos todas las presentaciones o la votación pública,  cuántas presentaciones puede presentar un mismo cliente, Se compromete la compañía a utilizar alguna de las propuestas?
  • Ofrecer unos buenos incentivos.
  • No atacar y abrumar a aquél participante que va a ayudarte.
  • Estar preparado para el aluvión de ideas, muchas serán de una gran calidad.
  • Crowdsourcing no significa que tus participantes no sean profesionales. Debemos valorar sus aportaciones.

Crowdsourcing va muy ligado al crowdfunding. Con la diferencia que crowdfunding es pedir aportación económica para sacar adelante una idea o proyecto mediante campañas. Y tú, ¿ te atreves a usar crowdsourcing?

EVENTOS QUE LE PUEDEN INTERESAR

Innovation Blog

Fórmate en innovación turística registrándote en sólo 3 pasos

Regístrate »